Crítica: Caroline Polachek - Pang

29 noviembre, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Crítica: Caroline Polachek - Pang

Redacción: Miguel Vico

No hay que ser un genio para intuir que algo particular se cuece cuando una artista publica tres trabajos seguidos con nombres distintos. Pang es el primer proyecto bajo el nombre real de Caroline Polachek y lo hace después de haber publicado uno bajo el nombre de Ramona Lisa en 2014 y otro con sus iniciales CEP en 2017. Aunque pudiera ser un momento complejo para una artista que era bien conocida por formar parte del ya disuelto proyecto Chairlift, este álbum en general procura tener las cosas muy claras. (Casi) imponiendo como tema central del LP el momento de rendición ante el amor, Caroline Polachek trata de sumergirse en la hora de future pop que está naciendo.

Por ello, lo nuevo de esta artista suena claramente a Charli XCX, no siendo la primera artista que suena llamativamente a la que parece haberse afirmado ya como un referente pop incuestionable. Desde la concepción de la voz hasta a los sonidos que acompañan al tema, canciones como New Normal o The Gate pierden algo de brillo por su semejanza. El trabajo de productores como Andrewy Wyatt resulta aceptable pero con un aire a producto en serie más que a un diseño personalizado. Sin embargo, esto no tiene por qué quitar empaque a algunas de las obras del álbum. El tema que da nombre a éste, Pang, se gana nuestros oídos con un ritmo que psicológicamente acelera según se va acercando a ese “Pang!” que domina la pieza. Descubriéndose como un golpe seco y rápido que deja una estela de algo que nos atreveríamos a llamar ralentí a su paso.

I Give Up, es una de esas piezas que trata sobre el rendimiento al amor y que destaca por disfrutar de una de las mejores bases rítmicas del álbum. Una base que permanecerá constante a lo largo de la evolución que experimenta la pieza. Un desarrollo que trata de mostrar a nivel sonoro la resistencia que la artista opone en primera instancia hasta que va concediendo espacio a la musicalidad como reflejo del amor al que se destina.

Polachek también se muestra cómica con temas como Caroline Shut Up. Un mensaje que se lanza a si misma: “Sometimes I Wonder / Do I love you too much? / Then I tell myself / Caroline, shut up / Cause there’s only one way / One way to find out / if it ever gets better / Than right now.” La paranoia consume un poco a la artista, que se cuestiona seriamente toda su situación con esta pareja (entendemos que ficticia). Una sorna que tampoco nos hace tanta gracia después de haber escuchado la canción varias veces.

Por otro lado, debemos hacer mención a So Hot You’re Hurting My Feelings, el que nos parece el mejor tema de la composición. Ya solo el título de la canción nos llamó ampliamente la atención al empezar a repasar el proyecto, pues no se puede negar que tiene algo de gancho. Una canción que, debemos clarificar, cumple al igual que cualquier otro tema del álbum con unas cuantas dinámicas de la música pop, pero que sin embargo consigue responder como el tema más pegadizo e interesante.

El proyecto de Caroline Polachek probablemente peque demasiado en el empeño de sonar pop sin hacer pop. Aunque algunos temas trascienden a este conflicto y se nos muestran como reflejos de ese art pop, conseguir hacerse con un sonido acertado es algo que solo consigue parcialmente en Pang. Una composición simplemente buena o con suerte notable que no llega a conquistarnos por completo. Sencillo y de oído fácil, Pang se rediseña hacia sonidos electrónicos y tiende hacia dimensiones más particulares, pero termina por quedar un trabajo a medio camino entre ambas cosas que, no consigue mostrarse como un proyecto de fusión de ideas, sino más bien de collage.

 

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram