Crítica: Blu & Exile - Miles: From An Interlude Called Life

28 julio, 2020
Redaccíon: dod Magazine

Blu & Exile - Miles: From An Interlude Called Life

Redacción: David Mombiela Torres

En el año 2007, el dúo de rap californiano Blu & Exile revolucionaron la escena underground con uno de los mejores álbumes de la pasada década: Below the Heavens (2007). Tras este espectacular debut, le siguieron el descafeinado Give Me My Flowers While I Can Smell Them (2011) y la recopilación de material inédito In the Beginning: Before the Heavens (2017). Una trayectoria relativamente discreta y que parecía apagarse con el paso del tiempo.

Afortunadamente, el dúo está de vuelta con el lanzamiento del doble álbum Miles: From An Interlude Called Life (2020). Una densa y monumental obra que se acerca a la grandeza de su debut en 2007. A contracorriente con la tendencia actual de discos cortos de 10 canciones y por debajo de 40 minutos, Miles alcanza las 20 canciones con 1 hora y 35 minutos de duración. Un maratón de infinitas rimas y referencias de Blu sobre una exquisita producción de Exile, un proyecto sólido y sin relleno alguno.

El trabajo en las instrumentales de Exile es remarcable y siempre consigue crear una atmósfera idónea para los versos de Blu. En la primera canción del álbum Blue sobre una rasgada percusión destaca un agudo sample vocal que repite continuamente la palabra “blue”, algo recurrente durante todo el proyecto. Poco después un conmovedor sample de The Impressions (Curtis Mayfield) roba todo el protagonismo en la fantástica canción True & Livin´.

El álbum Miles (2020) brilla con mayor fuerza en su sección intermedia fundamentalmente gracias al productor Exile. Cinco sensacionales canciones consecutivas que comienzan con la desnuda instrumental de improvisación jazz Blue As I Can Be la cual nos traslada directamente a las profundidades de la música underground. You Ain´t Never Been Blue es una base boom-bap con un piano elegante y juguetón, que finalmente se revela y crea una frenética instrumental en los treinta últimos segundos del tema. La única pega es su corta duración y que no derive en una canción completa.

Un sonido soul celestial al más estilo Apollo Brown o 9th Wonder ilumina Miles Away y justo a continuación la instrumental más agresiva del álbum sorprende en la canción Troubled Water. El virtuoso cambio de base en la mitad del tema es uno de los momentos de producción culminantes del álbum. Por último, la oscura atmósfera tribal generada en la eterna epopeya Roots Of Blue, es simplemente sobrecogedora.

En el terreno lírico Blu realiza una actuación soberbia. Rapero de una enorme habilidad técnica, con complicados esquemas de rimas, por encima de todo es un narrador concienciado con la historia y la igualdad racial. El mismo aseguraba en la entrevista para Audiomack: “Es un privilegio tener el talento para poder defender a la gente con tu música. Es necesario que los artistas den un paso adelante y se involucren”.

El álbum contiene cientos de referencias a personajes determinantes en la historia afroamericana. Un sentido homenaje cuyo culmen desemboca en la estremecedora Roots Of Blue, con más de nueve minutos de duración, Blu cierra la canción con una infinita enumeración de figuras históricas afroamericanas que van desde activistas como Martin Luther King Jr y Malcom X a raperos como 2Pac y Notorious B.I.G. pasando por músicos legendarios como John Coltrane, B.B. King y por su puesto Miles Davis, el cual da nombre al disco, a una canción y es mencionado con frecuencia durante todo el proyecto.

Blu se muestra seguro y confiado durante todo el disco y en la canción Miles Davis rapea: “Who rhyme colder from California? (Uh), You catch pneumonia in the city Biggie wrote rhymes over”. Consciente de sus sobradas capacidades líricas realiza complejos y largos esquemas de rimas prácticamente monosilábicos al más estilo MF Doom: “Classic tunes, platinum plaques back-to-back with my crew, Black and blue, back to rocking black on black at the show, Pack up the show, black the block, we gotta block out the news, Blackout at shows, no Glock, black proud and I'm Blu”.

Durante más de hora y media Blu, siempre desde un enfoque inteligente y profundo, reflexiona sobre variados temas como su herencia africana y su dura infancia, la paz mundial y la religión, crítica política y social, y sobre todo la música, en especial sus influencias principales en el hip-hop y el jazz. En la última canción The End, con una ironía corrosiva, despide el álbum con metáforas sobre el final y la muerte: This is Marvin shot by his own family, This is when Al-Qaeda slash an airplane into the pentagon, This is Kurt Cobain loading a shotgun, Blowing his brains all over Washington”. This is the end.


MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram