Crítica: Billie Eilish - Happier Than Ever

[kkstarratings]
30 julio, 2021
Redacción: dod Magazine

Billie Eilish - Happier Than Ever (2021)

Redacción: Fran González

No debe ser tarea fácil enfrentarse a una reválida personal y profesional con la premisa de cómo levantar el vuelo cuando antes de cumplir la mayoría de edad ya has tocado el cielo varias veces. Por suerte para Billie Eilish, la crítica y la audiencia saben que ella es mucho más que un fenómeno viral y ha demostrado prevalecer su valía en incontables ocasiones. Después de haber reconstruido el pop contemporáneo tal y como lo conocemos y haber creado escuela en compañía de su talentoso compañero de batallas y hermano, Finneas O'Connell, no es de extrañar que una vez más estemos ante un triunfo notorio por parte de la californiana.

Es por ello que las mieles que hay detrás de Happier Than Ever (Darkroom/Interscope Records, 2021) no nos pillan por sorpresa en absoluto. Pese a su bisoñez, Eilish ya ha visto y vivido en su piel la cara más amarga y abusiva de una industria con muchos fantasmas aún por erradicar. Experiencias tempranas que le han forzado a darse de bruces con descorazonadoras conclusiones y a desarrollar un discurso anti-misógino, que en esta ocasión domina el eje central de su segundo proyecto. La alegórica imagen que abraza la portada es de por sí una declaración de intenciones y un choque conceptual que invita a la reflexión y a las múltiples interpretaciones. ¿Es lícito tener que soportar una tiranía sexista y repugnante para alcanzar la satisfacción profesional? ¿Hasta qué punto un sueño personal nos puede aportar felicidad si conlleva una inversión tan elevada en estabilidad y salud mental?

Un semi spoken word para Not My Responsibility en el que desde su primera estrofa nos alude personalmente (“Do you know me? Really know me? You have opinions about my opinions, about my music, about my clothes, about my body.”), o la diatriva dedicada a la dominación impuesta por el hombre blanco y heterosexual medio en el negocio del entretenimiento para Male Fantasty son señas claras y directas que ya nos dejan entrever que la rabia y la frustración de ser un personaje público en un entorno todavía por mejorar han calado hondo en el imaginario y en el estímulo creativo de la artista.

También la vemos disociar con los géneros, dando algo de aire al tono profundo y lánguido que en general el disco posee, ofreciendo atractivas y ocasionales pinceladas de versatilidad. Como muestra de ello, encadena tres piezas inconexas pero atrevidas que definen con bastante acierto su pretendido objetivo de no repetir fórmulas ya empleadas: un distorsionado ritmo de reggae para I Didn’t Change My Number nos abre la mano en el segundo tema, precedido por un Billie Bossa Nova que habla por sí mismo y un jazzístico e inesperado pasaje para ‘my future’. Por esta razón, podría parecernos que Happier Than Ever complica ligeramente el acceso a sus pistas más allá de los singles de avance que conocimos hace meses y que huye de hits convencionales, pero lo cierto es que la sombra de bad guy se asoma tímidamente en puntuales ocasiones. Una oscura y grave lírica marca de la casa que reposa sobre un frenético beat para Oxytocin y la ya conocida y alabada NDA se posicionan como posibles herederas de la popular pista mencionada.

Encontramos crudeza y bofetones de realidad en un ahogado salto a la madurez, que pese a la luminosa y radiante estética de ese look hollywoodiense clásico, el álbum prevalece como un compendio de dieciséis canciones repletas de denuncia, reconciliación con el pasado y liberación personal. Eilish ha logrado ofrendar una deliciosa oportunidad para valorar las ambiguas caras de una felicidad imperfecta repleta de matices y peros, y de paso redefinir sus fórmulas y consagrarse definitivamente como una de las artistas más completas y relevantes de esta última década.

Más | Críticas de discos

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram