Crítica: American Football - LP3

14 abril, 2019
Redaccíon: dod Magazine

American Football - LP3

Redacción: Andrea Genovart

El tercer álbum de American Football (2019, Polyvinyl / Big Scary Monsters) es una completa maravilla. Y cabe reconocer que la banda recoge un comprensible escepticismo después de conocer la insolvencia e inestabilidad de la formación, que desde sus inicios en 1999 ha cambiado de integrantes y se ha mantenido de todo menos constante, con separación de por medio incluida y un silencio de dicisiete años. Pero por suerte, la banda en 2016 volvió al ruedo con un segundo LP - no si antes otros necesarios cambios, claro - y hoy ya podemos escuchar uno de los que probablemente será de los mejores discos del 2019. Los de Midwestern acaban de publicar el mes pasado un nuevo y breve repertorio de ocho temas bajo el nombre de LP3, siguiendo con la idea de título numerado de sus anteriores producciones. No obstante, esta propuesta se distancia de sus discos anteriores, y parece encaminarse hacia un nuevo tono y apertura de sonido, aunque construido como ellos saben hacer: desde una impoluta elegancia y sofisticación.

Supongo que ya nos lo anunciaban con su cambio de tipo de imagen de portada. LP3 rompe la línea gráfica con sus anteriores discos, donde siempre aparecía esa fotografía analógica de la casa de Illinois. Lo que vemos en LP3 es una paleta de colores azul y rosa - un código muy simbolista, por cierto, y que choca con el escenario de romanticismo tormentoso que dibujan con sus letras - de un amanecer que no acaba de dejarse ver por la niebla. Una bonita metáfora de lo que, al fin y al cabo, siempre ha sugerido American Football: una banda de una difícil accesibilidad pero que, una vez consigues entrar en ella, es de una magia espectacular. Lo que viene a ser una Aurora Boreal de la música.

De acuerdo que todo ésto último es muy poético, pero lo que se viene a señalar es que con la entrada de una nueva gama de colores algo ha cambiado. Algo se ha colado. La banda emo por excelencia se aleja, poco a poco, de esa oscuridad que tanto nos fascinaba y que tanto se les reconoció y aclamó en su debut. Y es que así es el nuevo disco del conjunto liderado por Mike Kinsella, con canciones construidas sobre eternos riffs pero con carácter melódico muchísimo menos acentuado. Aunque eso suponga rebajar lo ambiental, este rasgo último no desaparece ni mucho menos. Si uno vuelve a escuchar Honestly?, vuelve a reconocerlos en su carácter tan místico y singular.

Un tema de un total de siete minutos abren este nuevo disco. La canción Silhouettes y su peculiar sonido a modo de timbre - mediante la particularidad de xilófonos y vibráfonos - que consiguen teletransportarte en una esfera minimalista pero de una fragilidad extraordinariamente contenida a la vez que exuberante. Sin embargo, el deje de melancólico-que-no-puede-acceder-a-su-entorno-mientras-solo-puede-contemplarlo-y-ver-como-se-escapa-delante-de-sus-ojos sigue ahí. Y es que si no, no escuchariamos unos American Football con un gran trabajo, que ocurre cuando nos topamos con una aportación tan continuista como evolutiva. Esa es la inercia de la banda, y que aquí vuelve a aflorar aunque el contexto musical tenga un matiz respecto hace unos años. Si en Doom In Full Blood ya nos encontramos con una dureza irreductible por un sentimiento brutal de desolación - “I've never been so alone, / so desperate to be home - , en Uncomfortably Numb - un guiño evidente a Comfortably Numb de Pink Floyd -, las letras que bailan entre el desamor, la soledad y la melancolía ya acaban por rozar el absoluto. Se trata de La Canción del disco para muchos, y no con poca razón: el tema cuenta con la participación de Hayley Williams de Paramore, donde se reconduce el math rock que les caracterizó en sus inicios a una melodía mucho más pop folk. Y, volviendo a la línea temática del cuarteto, que se muestra inalterable, encontramos en Uncomfortably Numb su máxima expresión, ya que se vincula la idea de tocar fondo con lo patológico, que tiene su explicación en la figura paterna - en definitiva, todo un clásico de los noventa bien redondo. “Now whenever I try to be clear with you / I only end up feeling see-through / I've tried, but you've won / Comatose, like father like son”: sin miramientos a la hora de presentar los demonios.

Pero lo realmente magnífico de este tercer álbum es la gran calidad del sonido, las capas de producción y al gran acierto de las colaboraciones escogidas para sus canciones. Estas son voces femeninas, y ello refuerzan la presencia de Kinsella, además de actualizar la imagen de la banda. La participación de segundas voces, además, como es el caso de Elizabeth Powell en Every Wave To Ever Rise, por ejemplo, hace que los temas, todos de más de cinco minutos, tengan un marco de distorsión aún mayor donde uno se olvida del momento exacto en que se encuentra la canción. Y remarcamos aún mayor porque todo el disco, ya de por sí, podría resumirse con el denominador común de unos riffs que tienen por función marcar la estructura que te abraza y en la que estás envuelto de forma inevitable.

No es de extrañar, por lo tanto, que sus canciones estén siendo comparadas con la suspensión latente de bandas como The Cure o Slowdive - de hecho, Rachel Goswell colabora en uno de sus temas, I Can’t Feel You, de un registro que se aleja un poco a la banda de shoegaze. Aunque respecto a esto último deberíamos matizar señalando la faceta multiinstrumental de American Football, de la que es es vivo ejemplo Heir Apparent, una canción formada por capas y capas que culmina en la eclosión de unos coros finales y celestiales que no pueden no poner los pelos de punta. Y es que LP3 es tal regalo para los oídos y se ha hecho tanto de rogar que, si su escucha fuese un viaje eterno, solamente podríamos asentir, callar y disfrutar.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram