dod letter

Crítica: Alfa Mist - Variables

[kkstarratings]

Alfa Mist - Variables

La nueva escena jazzy de Reino Unido lleva años dándole sopas con ondas al resto de Europa en lo que respecta pasar de ancianos nombres del género a reinventar el mismo a partir de caras nuevas que demuestren la buena salud de la que en realidad éste goza. Una larga lista de nombres han fluido por su capital en el reciente lustro, convirtiendo ésta en la actual catedral madre del jazz más expansivo, ecléctico, y revolucionario, y si aún no sabes bien de qué escena te hablamos, detén tu lectura y ve corriendo a escuchar de primera mano la película que te estamos contando. Serán sus calles grises, taciturnas y vaporosas, pero Londres ha inspirado a los mejores nombres en la materia, dejándonos entrever la posibilidad de adentrarnos y conocer el submundo inmersivo y catártico de artistas como el fabuloso Alfa Sekitoleko, más conocido como Alfa Mist.

Echarle un vistazo detenido y concienzudo a la discografía de este MC y compositor londinense de apenas 30 años es un viaje sin precedentes en el que uno se siente verdaderamente capaz de flotar y captar cada una de las melodías, notas, arreglos y detalles ínfimos que convierten su obra en una pieza de artesanía única. Pero lo que el bueno de Alfa ha logrado especialmente en Variables (ANTI, 2023), su quinto álbum de estudio, es una regresión de lo más particular a sus raíces y un gol por toda la escuadra que lo convierte en el mejor trabajo de su ya de por sí destacable trayectoria.

Ese prefacio denominado Foreword nos alienta de entrada sobre el poderío sonoro que contendrán sus sucesivas pistas. A través de un brusco rascar de cuerdas gruesas que subyacen en un lecho de graves, se procede a dar paso a un capítulo de vientos efusivos, oscuros e histriónicos con matices románticos y carnales. Un pasaje que remite al fenómeno de las big band orquestales y que termina desovando en un solemne poema rapeado por el propio artista, dejando de lado la grandilocuencia pretérita por una intimidad minimalista que nos mece y nos atrapa en su más profundo discurso (“Everyday trauma, normalised – three options: music, sport or crime,” reflexiona en Borderline, sobre lo que supone ser negro y británico cuando se es joven). Haciendo más y mejor gala de la versatilidad de su presente nuevo álbum, Aged Eyes nos concede seguidamente la oportunidad de ver el lado más r&b y latino de su registro, así como el protagonismo pleno de Kaya Thomas-Dyke, habitual en el trabajo de Alfa Mist desde hace años y colaboradora puntual de otros primeros espadas del género, como Jordan Rakei. Y es que, haciendo honor a su nombre, Variables no se encierra en una única perspectiva de género ni en un parámetro fijo del mismo, sino que a lo largo de sus diez pistas Mist nos deja asomarnos a otras ventanas en las que su multi-disciplinariedad y su talento nos brindan la ocasión de realmente disfrutar con ese punto intermedio entre el experimentalismo y la accesibilidad de su trabajo:  tirando bien de pasajes que emanan tropicalismo y frescura afrobeat (Genda (Go Away), junto a Shekinah Anosike), ritmos embaucadores y sanadores (Apho, firmada a pachas con Bongeziwe Mabandla), o hip-hop oscuro y noctámbulo en clave lo-fi (4th Feb (Stay Awake)).

Ya bien sea a través de sus lacónicas barras o detrás de pasajes instrumentales que crecen progresivamente entre escalas cósmicas y evocadoras, Variables refleja con astucia el valor de la improvisación bien hecha y la gran presencia que su artífice ha logrado alcanzar en el jazz contemporáneo.

 

MÚSICA RELACIONADA

IDLES - TANG (2024)

Crítica: IDLES - TANGK

16 febrero, 2024
Slift - ILION

Crítica: Slift - ILION

29 enero, 2024
chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram