Crítica: Alexandra Savior - The Archer

15 marzo, 2020
Redaccíon: dod Magazine

Alexandra Savior - The Archer

Redacción: Adrián Sánchez

La cantante estadounidense con su nuevo disco nos introduce en un mundo de melancolía y amor de los años 60.

Alexandra Savior es un nombre que lleva resonando en la industria musical desde hace varios años. Todo comenzó cuando conoció a Alex Turner, líder de Arctic Mokeys y The Last Shadow Puppets, en un viaje a Los Ángeles. Sin dudarlo ni un segundo, el carismático líder de la banda británica reconoció en Alexandra Savior un increíble potencial y decidió apoyarla en sus proyectos.

Así es como nació su álbum debut, Belladonna of Sadness (2017), grabado y coescrito junto a Alex Tuner y el productor James Ford. Un disco en el que se distingue claramente el sonido propio de Alex Turner y que sirvió de inspiración para el último álbum de los Arctic Monkeys, Tranquility Base Hotel & Casino (2018)

Tres años después, Alexandra Savior lanza The Archer. Un disco escrito absolutamente por ella y producido por Sam Cohen (productor de Kevin Morby y Pavo Pavo). Solamente con escuchar los primeros minutos del disco, nos damos cuenta de que estamos ante una Alexandra Savior nueva, mucho más personal e influenciada por los sonidos vintage.

“Soft Currents” es la primera canción del disco y sirve a modo de presentación. Una poderosa y triste melodía de piano acompaña a la cálida voz de la cantante en la que nos narra la mala suerte que ha tenido en los últimos siete años y como, a pesar de todo, esta bien.

Tras este tema introductorio, hay un cambio en todo el disco hacia la psicodelia y los sonidos mas retro notándose desde el principio en temas como “Saving Grace” y “Crying All The Time”, que tienen presentes un bajo muy poderoso y que rompen con el tema inicial del álbum.

“Cant´t Help Myself” es uno de los temas más sobresalientes del álbum. El sonido de las olas introduce esta dulce balada que habla sobre las frustraciones de un flechazo.

Como penúltima canción tenemos la maravillosa “But You”, donde la artista nos cuenta el vacío que se siente tras una ruptura de una relación y como lidiar con ese sentimiento de soledad. Unos muy buenos arreglos de vientos nos transmiten esa sensación de angustia y desesperación junto a la melancólica voz de la artista. Cerrando el disco se encuentra “The Archer” , que cuenta con una producción muy interesante a través de una agradable melodía y un ritmo de percusión clásico de los 60.

The Archer es un disco que a pesar de no introducir ningún elemento nuevo y de no tener una identidad propia, te atrapa. La cantante consigue obtener una atmósfera cautivadora gracias a su magnífica voz. Un álbum, que significa un nuevo comienzo para Alexandra Savior consiguiendo separarse de las críticas recibidas con su primer trabajo.

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram