Crashpad - Neuman [Crítica]

4 octubre, 2017
Redaccíon: dod Magazine

Crashpad - Neuman

Redacción: Andrea Genovart

Crashpad (2017, Subterfurge Records) es el cuarto disco de estudio de Neuman pero, probablemente, el primero de una nueva etapa a qué se enfrenta el grupo. Después de más de tres años de una gira que acabó siendo interrumpida por el cansancio arrastrado, la banda empezó a hacer tangible este LP creado en las antípodas de ella. ¿El resultado de reunir tantos esbozos a medias? 10 canciones que suponen - irónico en un contexto de viaje - una vuelta a los orígenes.

Si bien con Pastic Heaven (2010) el grupo debutó con aires folk y una gran presencia de la instrumentalidad en sencillos caracterizados por la fuerza del piano y su larga, ésto se torció con las publicaciones de después. En The Family Plot (2012), empieza a experimentar con la balada indie rock y el shoegaze, que acaba de perfilarse con If (2014), de una producción mucho mayor que la voz parece maullar a Julian Casablancas.

Con Crashpad, el segundo LP bajo el sello independiente Subterfurge, el trío ha decidido parar y recular, retornar a la modestia, con una parte vocal acoplada de modo elegante a unas melodías que vuelven a ocupar gran parte de la canción - motivo de que la edición en vinilo sea doble. Se trata de un repertorio, aun así, muy distinto entre sí: mientras éste empieza con Stones, un tema de un final de cuerda apoteósico, encontramos en una relación de contraste All These Matters con la imposición de una voz coreada o Dizzy, de un género absolutamente anglosajón. Coexistiendo, a la vez, con unos Marsha y Boystar que conservan la modernización rockera del disco anterior, con el minimalismo del teclado de Quiet o con el solo catártico de más de tres minutos de End, encargado de poner el punto y final.

Cómo podemos ver, se trata de una obra que rompe con cualquier logo monocromática pero, que sin, embargo, mantiene aquellos nexos que permiten la reconversión de la imagen global de la banda. Y es que todas las grabaciones del disco se han producido en un formato analógico, esto es, instrumento por instrumento y tema a tema. En orden. Poco a poco y despacio, con unos ritmos que se traducen a su nueva filosofía respecto a su proceso de creación.

Y es que el trío murciano reconoce haberse desgastado en una vorágine donde se entremezclaban la gira y la composición. Han decidido afincarse en Granada y abrazar la tranquilidad; eso conlleva, pues, dejar los grandes estudios de grabación y construirlo en tu propia casa. No es casualidad el sonido de los pájaros cuando arranca Crashpad: es un guiño sobre el aquí y ahora de la banda en su sentido más figurativo y referencial, que quiere mantener los pies en el suelo pero, a poder ser, en senderos que no sean las carreteras ni la gran ciudad. De eso precisamente van las letras de sus canciones, siempre con componente biográfico. Si en discos anteriores podíamos encontrar temas dedicados a la familia o a su momento emocional, ahora somos testigos de la resaca y los mareos que provocan el dormir sobre las cuatro ruedas. Por otro lado, necesarios para parar, tomar aire y saltar. No sabemos hacia dónde, lo que sí que de un modo prometedor.

Neuman actuará este 5 de octubre en la sala Joy Eslava de Madrid.

 

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram