Crónica del concierto de Future Islands en streaming

12 octubre, 2020
Redaccíon: dod Magazine

Future Islands (2020)

Redacción: Blanca Gemma

Conectamos al streaming de Future Islands al sonido de Walking Through That Door visualizando una recreada historia teatralizada por dos marionetas en stop-motion... Comienza el viaje y entramos de lleno en lo que podría ser Carolina del Norte, lugar de nacimiento de Samuel T. Herring, para contemplar escenas en blanco y negro de la vida cotidiana y de la propia historia y pasado de la banda: la emoción de una partida hacia un nuevo show, el primer puesto de merch, los pequeños escenarios que les vieron crecer, el retiro del backstage o la vida en la carretera, mientras la cámara simplemente gira en 360o. Le sucede Before The Bridge, protagonizado por una mujer, a la que vemos a través de los reflejos de su ventana, jugando con las sábanas, bailando en una casa de campo mientras suceden momentos a su alrededor de carácter muy conceptual, entre brillos y flashes de luces matinales. Con ello, nos movemos a un escenario más oscuro en el videoclip de Give Us the Wind y tras éste, aparece una cuenta atrás... para dar comienzo al espectáculo. Han pasado casi veinte minutos donde hemos podido calentar con los videoclips, jugando con nuestras ganas, para verlos aparecer sobre un escenario circular con Hit The Coast.

Tras esto, el frontman dedicaba unas palabras: "Hola a todo el mundo, somos Future Islands y estamos muy felices de estar hoy aquí. Esto es muy extraño pero sabemos que vosotros estáis también ahí, esperamos con familia o amigos viendo esto, y si estás solo, quiero que sepas que no lo estás, porque vamos a disfrutar de esto juntos".

En el escenario, vemos como Future Islands han salido para ganar esta partida... la increíble puesta en escena de todos ellos, acompañada de un sonido excepcional y una iluminación completamente coordinada con Beauty of the Road nos hacían no perder la mirada sobre la pantalla, viendo transformarse a Sam con A Dream of You and Me gracias a la performance teatralizada tan expresiva que le caracteriza, saltando, bailando sin parar sobre el escenario y mostrando las diferentes caras de un personaje que sufre, se enfada, en definitiva, que siente. Así, llegamos hasta uno de los grandes hit de este ‘ALAYA’ con For Sure en el que nos es imposible no emocionarnos y conectar a través de la pantalla, levantándonos del sofá para saltar junto a Future Islands y corear su I Will never keep you from an open door mientras suben nuestras pulsaciones y vemos cómo Samuel ya está empapado en gotas de sudor.

Algo que quizás tras estos minutos pueda sernos un tanto chocante son los cortes negros entre canciones, que serán habituales a lo largo de todo el streaming, ya que acostumbrados al bullicio de las salas que podemos escuchar entre las pausas, se hace muy extraño saber que la banda está haciendo esto sin un público presencial (lo que definitivamente les honra), pero a su vez da una sensación realmente muy fría para quien lo ve desde una pantalla. Aún con esto, y quizás a sabiendas, el frontman vuelve a dirigirse hacia nosotros para explicarnos The Painter, una canción subjetiva en la que muestra cómo no debería tratarse la vida de las personas, ya que es de esta manera como impacta en la visión que tenemos del propio mundo. Entre luces cálidas (rojos, naranjas y amarillos que se alternan y se mezclan) nos encendemos junto a Future Islands hasta quemarnos con la mirada punzante de Samuel dirigiéndose a nosotros con un Some can’t see it all que realmente nos impregna hasta el alma.

Tal y como nos hablaban en la pasada entrevista con la banda, llegaban a Born in A War, un tema muy significativo y muy importante también para el vocalista, donde refleja de algún modo en sus letras la vida cotidiana de un pueblo tradicional de Carolina del Norte (Greenville), en el que los roles de la sociedad están muy marcados, así como el papel que debe desempeñar un hombre o una mujer y donde nos comentaba que efectivamente sí, un hombre puede llorar y no por ello va a ser menos hombre, le pese a ciertas consciencias erróneas (y actualmente bastante trasnochadas). Y de aquí llegamos a los flashes blancos y azules de Long Flight, transmitiendo una desbordante energía y sorprendiéndonos con los guturales y la locura final llegando ya increíblemente a los 50min de concierto, que habían volado. Entramos en el colorido y alegre Balance donde Samuel T Herring aprovecha para presentar a cada uno de los miembros de la banda: Gerrit Welmers, William Cashion y Michael Lowry. Así vemos como Samuel se tira al suelo y nos ruega en Moonlight hasta llegar a Plastic Beach, con una iluminación en magentas y azules (muy Stranger Things, con unos muy presentes sintetizadores que ayudaban a trasladarnos hasta esos escenarios) y que mutaba a cálidos naranjas y amarillos.

Una breve pausa anunciaba un nuevo tema tras la hora de concierto, donde escuchamos risas y un breve comentario: "Waw, es que me acabo de emocionar...". Sonaba Seasons (Waiting For You) que nos introducía con una dedicatoria: "Esto es para todos vosotros que estáis fuera, os echamos de menos, os echamos mucho de menos" y terminaba con un baile pasando a Tin man, en el que de nuevo volvían a sorprendernos sus guturales, que le transformaban a lo largo de toda la interpretación que finalizaba con una fuerte distorsión. Queda media hora para el final y Thrill llega de algún modo para vaticinarlo, ya probablemente sea ésta una canción que transmita una sensación de cierre, sobretodo en un setlist tan amplio como el de este show, rebajando las pulsaciones pero también sumando emoción. Una interpretación que no se apoya en demasiadas excentricidades luminosas, sino más bien busca un directo que transmita esa pureza y tranquilidad que nos eleva en el propio disco y que también sirve de cierre para el viaje experiencial del mismo.

Future Islands sale del escenario, una tarima que queda completamente iluminada, donde vemos pasar también a técnicos, cámaras y otras personas que participan de este directo, mientras unos créditos se despliegan en la pantalla... los aplausos no resuenan, pero están presentes. Vemos cómo van desmontando el escenario, llevándose elementos de él... pero Future Islands decide regresar para regalarnos tres temas más, tres cortes que nos regalan a través de la cámara frontal general, con una iluminación genérica del propio local y con la que demuestran también su profesionalidad y su talento al desnudo: In The Fall, Vireo’s Eye y Little Dreamer. Se despedían también agradeciendo a todos nosotros el haberles acompañado a lo largo de la presentación, y sobretodo a aquellos que les han acompañado durante mucho tiempo y que les han apoyado a lo largo de los años y con los que muy a su pesar, no podían brindar por este lanzamiento de álbum sino en la distancia... quizás acabando con un muy buen sabor de boca, pero también con un vacío que esperemos pronto puedan llenar con todos nosotros vibrando frente a frente con la banda.

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram