Buffetlibre - Songs for Elaine

24 junio, 2013
Redaccíon: dod Magazine

Buffetlibre - Songs For Elaine

Redacción: Oscar Garcia Sierra

Marc Constantí y Miguel Sánchez nos tenían casi en ascuas y el fuego ha estallado cerca de la noche de San Juan. Desde que se conoció que sacarían al mercado el que sería su álbum debut, han ido soltando, en intervalos bastante regulares de tiempo, las pequeñas partes que constituyen su armazón. Más allá de un disco de
pop electrónico, Songs for Elaine de es un disco de colaboraciones.

De los 11 cortes que lo constituyen, tan sólo en 2 no están acompañados de alguna banda nacional o internacional. Esa pareja de temas es Roatan Nightall y Bali Honeymoon. La primera es el tema más puramente electrónico, apoyada de loops houseros y bastante similar a lo que se pide del género en la esfera de club más pureta. La segunda dudaba entre si tendría más de luna de miel o de Bali, pero finalmente me he quedado con que es lo suficientemente tropical para lo dulce que resulta, y muy adaptable a la mezcla a base de constante breaks y subidas.

Creo que el dúo de Djs y productores catalanes organizaron tiempo atrás una cena de amigos del pasado o del futuro. Y como no querían dejar a nadie marginado, tuvieron que marcarse 9 colaboraciones con grupos y personajes de lo más variopinto. Lástima que no fuesen al menos 12 como en otras cena del pasado, porque más de esto estaría realmente bien. A Song for Elaine, la primera pista, inicia con mucho éxito la estética electropop del álbum, quizás sin demasiado electro, y cuenta con la voz del sueco Peter von Poehl. Junto a Nick Krill, frontman de Spinto Band, The Sun in the Sade se muestra como unos de los tramos más dispuestos a decorar las noches estivales. El Niño, junto a We Have Band, finiquita ese primer tercio tórrido del trabajo. Por separado están muy bien, pero unidos forman una trilogía capaz de vaciar la consulta de cualquier psicólogo.

La sensación tras escucharlo, aparte de toparnos con un número importante de hits, es lo bien colocados que están los temas. Tras el ya mencionado Roatan Nightall, nos encontramos con Broken Sense, también bien impregnado de algún toque house y tétrico en el inicio  que evoluciona hacia la música electrónica pura. Junto a la cantautora Catherine Anne Davies, He Said She Said podría ser el tema calmado del disco, si no acabase arriba como acaba todo lo que hacen estos dos.

Far From Heaven y Let The Fire Come In, con Angelo y Dan Ingala de Pushgun respectivamente, reviven la esencia tropical y pop. Hebert Said Yeah, tiene una de las letras más sencillas de le época y sintetiza todo los sintetizable. Fade Into You, convierte en gloria el tema de Mazzy Star, pasando por el aro de la electrónica un clásico, y sustituyendo la voz de Hope Sandoval por la de Micah P. Hinson.

En general, uno de los discos nacionales del año,  que gracias a sus colaboraciones puede tornarse también como el favorito de muchas listas foráneas.

 

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram