'As You Were' - Liam Gallagher [Crítica]

23 octubre, 2017
Redaccíon: dod Magazine

As You Were - Liam GallagherRedacción: Andrea Genovart

Ya lo hizo su hermano y, haciendo justicia a la riña de siempre entre los dos hermanos, ahora le tocaba mover ficha a él. Liam Gallagher ha vuelto para poner el debate sobre la mesa: ¿había una causa compartida en Oasis? Y si fuese así, ¿en el mismo porcentaje?

As You Were (Warner Bros., 2017) es Oasis. No porque el hermano mayor de los Gallagher solamente sepa vivir del pasado, en un estado de melancolía por el que todos somos atrapados en edad avanzada, dejando atrás años gloriosos; sino porque Oasis es Oasis por y gracias al apellido compartido por ambos. Así pues, quien escuche el disco debut de la faceta solista de Liam no debe sorprenderse: quince temas parecidos entre sí y de ritmo moderado, con una estructura nada rebelde por ser común en aquellos grupos primerizos en una Inglaterra de los 90. Pero ya lo sabíamos. Por eso nos gustaba Oasis. Porque pese a todo esto, lo hacían bien. Muy bien. Tanto como para ser el grupo rival de Blur.

De hecho, el LP suele ser más bien de un tono relajado. La acústica de una guitarra marca tempos que tienen más de Live Forever que de Morning Glory o Rock’n Roll Star. Paper Crown, el punto de partida, es todo un tema beatle: sencillo, con estrofa de falsete y el tono de ensoñación; lo mismo encontramos en When I’m I Need. For What Is Worth es un himno con pretensiones de Don’t Look Back In Anger, A destacar temas más agresivos como You Better Run o I Get By. Éste último supone, probablemente, el sonido más britpop de todo el disco: el protagonismo del sonido eléctrico con un giro de estrofas. Llama la atención, esta vez de modo inevitable, Doesn’t Have to Be That Way: un tema claramente influenciado por el indie rock más moderno y ya pertinente del nuevo siglo, con voces distorsionadas a modo eco y unos platos de batería que pretenden confundirse con la participación de alguna base electrónica. También hay lugar para el otro extremo: la balada. All My People / All Mankind es el Stop Crying Your Heart pero con la seriedad de The Universal de Damon Albarn. Así pues, tenemos himnos para todos los momentos, para los domingos a solas, para cerrar garitos y para corear en los estadios.

Más de una horita de viaje en el tiempo, no suficiente lejana y tantas veces añorada para que la cosa fluya por sí sola. Sin jet lags. Lo mejor de As You Were pero no es que haya vuelto ese sonido tan limpio y simpáticamente guerrillero que la actualidad musical ha borrado con la excesiva producción de los temas; sino que la disputa se reabre.

Ésta vez no es sobre quién es mejor, Blur o Oasis, si no sobre quién es el verdadero genio de Oasis, Liam o Noel.

 

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram